fbpx

Google AdSense: Tipos y consejos

De todos es bien conocido ya que el gigante publicitario Google AdSense tiene diferentes tipos de ofertas, que de un modo u otro afectan a la forma en que los editores obtienen sus ingresos publicitarios.

Es por este motivo que resulta sumamente importante comprender cómo funcionan los tipos de oferta existentes para poder configurar tu estrategia de ubicación de anuncios de forma adecuada

En este artículo explicaremos cuántos tipos de ofertas existen y los mejores 3 consejos de optimización que te resultarán más valiosos para ayudarte a mejorar tus ingresos económicos en AdSense.

¿Qué es exactamente Google AdSense y cómo funciona?

Para aquellos que han llegado recientemente, Google AdSense no es más que una de las plataformas publicitarias más populares en el sector digital de internet, que permite a los editores ganar dinero a través de la monetización de su sitio web.

De esta manera AdSense muestra anuncios programáticos, es decir previamente configurados, basados ​​en la audiencia y el contenido de los sitios web de los editores. El método para decidir qué anuncio aparecerá en el sitio del editor, se realiza a través de una subasta en tiempo real en la que los anunciantes que emplean dicha plataforma de Google Ads envían sus ofertas: la oferta más alta gana la subasta y aparece en los anuncios de tu sitio..

Esto convierte a Google AdSense en la elección perfecta para editores pequeños y medianos ( con aproximadamente 100.000 visitantes mensuales). La inscripción en este programa es gratuita y el proceso de configuración no requiere ningún conocimiento técnico, siendo sencillo, rápido y práctico para el usuario sin demasiada experiencia..

Llegados a este punto, tal vez sería conveniente repasar los tipos de oferta que ofrece AdSense.

Tipos de oferta de Google AdSense

1. CPC (coste por clic)

El modelo de pago mediante el sistema de CPC quiere decir que el editor recibe un pago cada vez que un usuario hace clic en el anuncio. Así, cada vez que alguien entra en nuestra página, ve un anuncio y hace clic en él, nosotros ganaremos cierta cantidad.

El coste de un clic dependerá de qué tan valioso sea tu inventario de anuncios para los anunciantes y cuánto estén dispuestos a ofertar. En otras palabras, se tiene en cuenta la calidad del contenido del site, su relación con la temática del anunciante y el engagement de la audiencia entre otros.

2. CPM (coste por cada mil impresiones)

Por otra parte, en el modelo de CPM, los anunciantes marcan sus ofertas en base a cada 1000 impresiones de anuncios, es decir, cada vez que un anuncio se muestra a la audiencia indistintamente si esta hace clic o no. El modelo de CPM implica que un editor obtendrá ingresos cada vez que un usuario sirva y vea un anuncio.

En Google AdSense, los anuncios de CPC y los anuncios de CPM compiten entre sí, puesto que son los más conocidos y extendidos, entre los usuarios noveles. Se muestra el anuncio que se espera que genere la mayor cantidad de ingresos para el editor.

3. CPE (coste por participación)

Por otro lado, hallamos el menos conocido CPE. Los anunciantes seleccionan una acción específica que el visitante debe realizar. En este escenario, el anunciante solo paga si se completa la acción.

veamos mejor estos extremos con un ejemplo: un anunciante puede decidir pagar cuando un usuario coloca el cursor sobre el anuncio rich media expandible durante al menos dos segundos. Si esta acción no se completa en estos términos, el editor no recibe el pago.

4. Active View CPM (coste por cada mil impresiones de Vista activa)

Gracias al Active View CPM los editores reciben un pago por las impresiones que se miden como visibles (es decir, al menos el 50% del banner es visible durante al menos 1 segundo). Esto encarece el precio para el anunciante que pagarla más cara la publicidad, pero se garantiza que la audiencia ve efectivamente su anuncio, eliminando así “falsas impresiones” que sí que pagaría en el modo CPM

Es muy importante decir que los editores sólo reciben el 68% de los ingresos publicitarios de las impresiones vendidas en cada tipo de oferta ya que Google se queda con el resto en concepto de comisión de intermediación por el servicio..

¿Diferencias entre las ofertas de coste por clic (CPC) y las ofertas de coste por vista (CPV)?

En el método de coste por vista (CPV) encontramos una oferta para anuncios de video en el que los anunciantes sólo pagan cuando un usuario ve un anuncio de video (o interactúa con él) durante más de 30 segundos. Es el método más extendido en plataformas como youtube.

Por otro lado, un coste por clic (CPC) es el modelo en el que los anunciantes pagan cuando alguien hace clic en su anuncio. El anuncio no tiene por qué ser necesariamente un anuncio de video.

¿Qué estrategia de oferta debería utilizar?

Actualmente el CPC es la estrategia de oferta dominante en Google AdSense, y esta es la que tiene el mayor potencial de ingresos publicitarios. Pero debes tener en cuenta que tus ganancias dependen de qué tan alto sea tu CTR (Click Through Rate o número de clics que obtiene un anuncio respecto a su número de impresiones)

Si tu CTR es superior al 1% y no fluctúa demasiado mes a mes, la estrategia de CPC ofrecerá, sin duda, los mejores resultados.

Sin embargo, en el caso del CPM como segunda estrategia de ofertas con mayores ingresos en AdSense, la estacionalidad, la geolocalización y la velocidad de carga del sitio web puede afectar significativamente el precio de CPM de los editores. Debemos pensar que estos pagan por cada mil visualizaciones, y esto lo convierte en altamente inestable.

Planificar tu elección debe cimentarse sobre decisiones muy bien estudiadas.

Además, dado que AdSense solo tiene un socio de demanda (Google), no podrá vender su inventario de anuncios al precio más alto posible como lo haría con las ofertas de encabezado.

Sugerencias de optimización para Google AdSense

1. Prueba los anuncios automáticos de Google

Tal vez parezca demasiado simple, pero esta función permitirá que AdSense muestre anuncios automáticamente en los momentos óptimos y proporcione una buena experiencia al usuario. Es perfecto para aquellos que no quieren invertir demasiado tiempo en la configuración de anuncios. Con un par de clics estarán funcionando.

La tecnología de Google leerá e interpretará tu página para comprender su estructura y determinar dónde colocar los anuncios de acuerdo con:

– el diseño de tu sitio;

– la cantidad de contenido;

– la ubicación de anuncios existentes.

Sin embargo, puede aumentar sus ingresos publicitarios siguiendo estos consejos

2. Mejora la visibilidad de los anuncios

Entendiendo como funciona el modelo de CPC y que este es el dominante en Google AdSense, es muy importante optimizar tus anuncios para obtener más visibilidad. Esto generará más clics en los anuncios y a la larga, aumentará tus ingresos publicitarios.

Para lograr una buena tasa de visibilidad, te aconsejamos que sigas estas prácticas recomendadas:

– reduce la longitud de la página a un pliegue o scroll;

– colocar anuncios en la mitad superior de la página (ATF)

– utiliza un diseño web adaptativo y bloques de anuncios reactivos;

– asegúrate de que tus anuncios se muestren cuando el usuario navegue hacia ellos;

– no sobrecargues la página con demasiados anuncios.

Artículo relacionado: ¿Cuántos anuncios debes poner en tu sitio web?

3. Ejecutar pruebas A / B

Google AdSense permite a los editores dividir el tráfico de sus sitios web entre dos configuraciones de anuncios diferentes para de este modo poder comparar cuál de ellos funciona mejor. Puedes hacerlo en la pestaña Optimización → Experimentos de su cuenta de AdSense.

De hecho lo más importante es que al ejecutar experimentos, no estés perjudicando saboteando tu flujo de ingresos actual. Puedes ejecutar estos experimentos para anuncios automáticos, anuncios de búsqueda personalizados y controles de bloqueo. Lee más aquí para aprender cómo hacerlo de forma correcta.

Fuente: https://dircomfidencial.com