fbpx

Los 9 puntos clave para optimizar las páginas web de los despachos profesionales

Actualmente la mayoría de profesionales tienen asumido que es necesario tener una web para su negocio con independencia del sector en el que opere, incluido los despachos de abogados y asesores con independencia la especialidad o área de asesoramiento. Dicho esto, en la mayoría de los casos me atrevería a decir que la decisión de tener una web ha estado motivada por la “presión” del entorno (todo el mundo tiene una web) y no a una decisión meditada. Habrá quién no encuentre en esto ninguna diferencia y concluya que finalmente el hecho se produce, es decir, los despachos mayoritariamente tienen una web. En mi opinión, sin ninguna duda, sí hay diferencia entre quienes hicieron su web teniendo en cuenta que esperaban obtener con esa decisión y los que simplemente solicitaron su diseño a un tercero sin tener ninguna implicación en este encargo.

La primera pista nos puede venir si hacemos una consulta tanto a unos como a otros. ¿Por qué tienen una web? y, en segundo lugar, ¿Para qué tienen una web?

Los segundos seguramente no sepan responder, mientras entre las respuestas de los primeros encontramos cuestiones de todo tipo como, por ejemplo:

• Ganar visibilidad online.
• Captar nuevos clientes.
• Creación de nuestra marca digital.
• Promocionar nuestro negocio.
• Mejorar el posicionamiento web.
• Comunicación con nuestros clientes.

Es cierto, que entre algunos que decidieron tener una web sin meditar mucho esa decisión, también puedan responder una o varias de las cuestiones descritas.  Sigamos con la siguiente pregunta ¿Cómo vas a conseguir todos esos propósitos? Aquí se quedarán por el camino muchos, porque en la mayoría de los casos damos por sentado que el hecho de tener una web trae “de serie” llevar a cabo esos objetivos y no es así. Para alcanzar esos “hitos” dependerá de si nuestra web está preparada para ello. En ocasiones le damos mucha importancia al diseño de la web en términos estéticos, pero no prestamos atención a elementos que realmente son los que van a hacer posible que nuestra web logre los objetivos deseados y realmente haga crecer nuestro negocio. Nos referimos a los 9 elementos clave para una correcta optimización de las páginas web de los despachos profesionales:

1. Contar con formularios de contacto.
2. Suscripción a Newsletter.
3. Inclusión de un chat online (Whatsapp por ejemplo).
4. Opción de compartir contenidos en redes sociales.
5. Integración con un portal de clientes.
6. Contenidos privados.
7. Gestión de contactos.
8. Correcto etiquetado en términos de SEO.
9. Contenidos adaptados que ayuden a ganar posicionamiento web.

Actualmente existen en el mercado numerosos software y aplicaciones, algunas de ellas incluso gratuitas, a través de las cuales tenemos la posibilidad de crear sites, gestionar y enviar newsletters, editar contenidos, generar informes, cargar contactos y otras tantas funcionalidades.

¿Qué aporta las funcionalidades de la página web al despacho profesional?
Llegados a este punto seguramente nos habremos quedado con pocos despachos que tuvieran claro los objetivos que buscaban con la creación de la web y más aún con cómo conseguirlos, pero seguro que ese segmento se verá reducido si nos quedamos solo con aquéllos que además se preguntaron ¿Cómo voy a saber si estoy consiguiendo esos objetivos propuestos? Tan importante es contar con las funcionalidades comentadas, como saber si estas están siendo útiles y sobre todo como ir modulándolas y mejorando. Se trata de cuestiones como:

• Alta y etiquetado de Google Analytics. Seguimiento de métricas de mi web.
• Estadísticas de Ratios de apertura.
• Datos sobre noticias compartidas en redes sociales.
• Número y gestión de leads recibidos.

Si no podemos medir el impacto que tienen nuestras decisiones, nuestras acciones, nuestras estrategias, vamos a ciegas, podremos acertar o fracasar, pero no podremos replicar los éxitos ni evitar nuevas decepciones.

En resumen, tener una página web no es la clave, lo realmente imprescindible es tener una página web que permita poner en marcha una estrategia de marketing y comunicación a la medida de mi despacho, adaptada a mis recursos, a mi actividad de asesoramiento y a mis clientes, presentes o futuros.

En ese sentido, un despacho debe tener una página web que realmente le identifique de cara a sus clientes, hable de él, de cómo trabaja, de su propuesta de valor y de su trayectoria. Además, debe facilitar la posibilidad de contactar con sus clientes y prospectos, así como de comunicar sus logros, alianzas, nuevas líneas de asesoramiento, etc. Pero también debe permitir conocer si sus clientes están interesados en unos temas o en otros, si mejora su posicionamiento ante determinados “post” o la clasificación del tipo de comentarios o recomendaciones que le generan mayor número de “likes”. Adicionalmente debemos contar con un CRM que permita clasificar a nuestros contactos (clientes, prospectos…), segmentarlos por etapas (pendiente de enviar información, presupuesto enviado, convertido…), por campañas, por origen…etcétera. En suma, una herramienta en la que establecer y medir nuestro proceso de venta, ya sea de conversión o de fidelización.

Por último, deberán dedicarle tiempo para definir, analizar y ejecutar las prácticas más rentables y desechar las de menor retorno, todo ello en base a los datos recopilados.

Fuente: https://elderecho.com