fbpx

La importancia de los modelos mentales para el diseño web

Probablemente, una de las partes más importantes para la creación de un proyecto web es la experiencia, perfiles y comportamiento de los usuarios, por lo que los modelos mentales son clave para un diseño web exitoso. Aquí encontrarás ejemplos aplicados a varias partes del proceso de diseño que puedes representar en un diagrama o un mapa mental.

Cada sitio web que visitas o aplicación con la que interactuamos tiene una profunda investigación detrás, así como organización y planificación. Si alguna vez has usado un sitio web complicado de usar, en el que te sientes perdido y prefieres salir para probar otra opción, te has encontrado con un mal diseño ¡Asegúrate que no te pase!

¿Qué es un modelo mental para el diseño web?

Un modelo mental es una estructura de pensamiento que nos ayuda a entender el mundo, es una representación de lo que hemos concebido como realidad. Se compone de un conjunto de creencias que están ligadas directamente con nuestras experiencias de vida y comportamientos, por lo que depende totalmente del contexto de cada individuo.

Esos atajos de pensamiento sirven para interpretar la forma en la que interactuamos con productos y servicios. Por ejemplo, la experiencia que tenga una persona que utiliza a diario productos web a una persona que está experimentando un primer acercamiento al uso de un computador serán completamente diferentes.

Dependiendo del modelo mental elegido, la percepción de los usuarios descifrará los elementos del diseño. La experiencia debe ser intuitiva para nuestro usuario meta, por lo que dependiendo de las características del modelo será la aproximación al éxito del proyecto.

Tipos de modelos mentales para el diseño web

Los modelos mentales forman parte de un área neurológica, psicológica y conductual su uso se expande a varias ramas del comportamiento humano. Muchos de estos modelos se aplican a la publicidad, terapias conductuales, cualquier clase de producto o servicio, y muchas más.

Para el caso específico de los productos, aplicaciones y sitios web hemos elegido los más usados por los especialistas en esta área. Debemos señalar que muchos de ellos son diseñadores y no desarrolladores, pero aun así utilizan algunos modelos basados o relacionados con teoría de sistemas.

Podemos decir entonces que se describen comportamientos y valores que reciben como estímulos los usuarios, poniendo el back del sistema en un segundo término, o complemento del mismo.

Proceso de análisis

En este proceso se describe la estructura del sistema a modelos y se compone de diagramas que muestran secuencias que describen la secuencia lógica.

Proceso de diseño

En esta parte se describe la estructura del sistema y cómo será implementado en el sistema. Y una de las partes bases de nuestro producto web.

-Modelos mentales de tres, este tipo de modelos da prioridad, tanto al diseñador, como al usuario y al sistema. Todo tiene la misma importancia y, por lo tanto, el modelo siempre tiene un balance.

Modelos de interacción

Estos representan como es que interactúan las personas con el sistema, es decir, se centran en la interacción del conjunto por lo tanto orientan mejores decisiones para el diseño y desarrollo.

-Opcionalidad, en este modelo se presenta el mayor número de opciones abiertas, esto brindará a tu usuario un sentimiento de independencia, aunque esas opciones estén planeadas por ti. Hay que tener en consideración que esas decisiones estén bien encaminadas al objetivo que tú deseas.

-Retroalimentación, este tipo de modelo responde a ciertos pasos o decisiones que retroalimentan, ya sea al usuario, o como un input para un sistema que utiliza inteligencia artificial.

-Elasticidad, es el ajuste de la cantidad de demanda a cambio de un precio, un producto o servicio, la manera en que cambia nuestro stock, cambia la información dentro de nuestra página o aplicación.

-Competencia perfecta, es el modelo por el que se conduce a tu usuario cierto punto, con la ayuda de la retórica, te invita a superarte y ser el mejor.

-El viaje del consumidor, estos modelos son los más usados, pues nos deja ver de qué forma nuestro usuario interactúa con la narrativa de nuestro diseño. ¿Cómo llegó ahí? ¿Qué busca?, y ¿qué acción se va a tomar dentro del sistema?

¿Cómo hacer un modelo mental perfecto para tu proyecto?

Una vez que hayas elegido el tipo de sistema que tengas, quién son tus usuarios y qué resultados quieres tener, eliges el mejor modelo que cubra tus necesidades. Estos modelos sirven para entender por dónde es que vamos a guiar nuestra investigación, pruebas de usuario, etc.

Junto con tu herramienta favorita para crear mapas mentales o diagramas, puedes comenzar a organizar tu información. Y presentarla para comenzar con el resto de los procesos. Te recomendamos tener una buena comunicación con el resto del equipo, pues su feedback puede ser de gran ayuda para mejorar el proyecto.

Otro consejo importante es ser consciente de los contextos adecuados para cada modelo. Esto nos lleva a preguntarnos todo el tiempo por el contexto de nuestros usuarios, de la plataforma, del momento social y cultural, así como el nuestro. Esto nos permitirá un mejor acercamiento a un diseño funcional, usable y exitoso.

Los modelos además son una excelente forma de medir el aprendizaje que está teniendo nuestro usuario, así como materializar conceptos, como patrones, acciones recurrentes, y zonas de mejora para nuestro sistema completo. Esto para el equipo es muy valioso, pues el flujo de trabajo es mejor y se pueden explorar más modelos.
Para finalizar queremos recordar que los modelos mentales garantizan el acercamiento a la realidad que tenemos, un proyecto exitoso y una relación óptima de comunicación.

Fuente: https://www.madridiario.es